“A los hombres nos hay que amarlos, hay que dominarlos”